20 de noviembre de 2009

Trigo y paja

[Ammar Al-Jundi:] —¿Estás satisfecho con el arabismo español actual?
[Ignacio Gutiérrez de Terán:] —Pues no mucho, porque hay de todo, bueno y malo. No; es más, hay algo bochornoso de lo que sigue adoleciendo y que me da vergüenza ajena, que es el hecho de que algunos colegas no sepan árabe. Y me da vergüenza porque esa ignorancia lleva aparejado un desprecio explícito o implícito de todo lo árabe e islámico. Estas dos "lacras", lamentablemente, caracterizan a un gran número de arabistas españoles. Los estudiantes, los investigadores y los docentes de origen árabe saben perfectamente que dar con un profesor que domine el árabe hablado y escrito es verdaderamente difícil... Y qué decir del número de profesores universitarios españoles capaces de comunicarse con sus alumnos en árabe o mantener una conversación relativamente prolongada en este idioma.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

No se permiten comentarios anónimos. El autor del blog se reserva el derecho a rechazar cualquier comentario que considere inadecuado, aunque no por ello se hace responsable de las opiniones vertidas por terceros en los admitidos y publicados.

Si lo desea, también puede dejar su comentario en la página del blog en Facebook.